landocq
770087346390821
Loading...

El coche del futuro te conocerá mejor que tu pareja

El coche del futuro tendrá mucho de autónomo, pero como proceso de aceptación, el coche va a ir tomando un papel más autónomo para cierta...


El coche del futuro tendrá mucho de autónomo, pero como proceso de aceptación, el coche va a ir tomando un papel más autónomo para ciertas tareas, para ayudarnos en el día a día para que no lo veamos como una herramienta que nos lleva desde un punto a otro, sino como una herramienta que nos facilita muchas tareas.
El coche autónomo es algo más que conducción autónoma, es un paquete de soluciones tecnológicas que irán implantándose en los coches durante los próximos años hasta que nos acostumbremos a que el coche es algo más que un coche. Dicho esto, ya contamos con sistemas de aparcamiento automático, dispositivos de control de velocidad mediante un radar para guardar la distancia de seguridad e incluso vehículos que son capaces de frenar de manera automática en caso de emergencia.
Hace unos días te hablaba de cómo Ford pretende conseguir que cuando entres al coche ya esté configurado con nuestros gustos, mejor dicho, con los gustos que le hayamos dicho que tenemos. Este sistema usará un dispositivo de reconocimiento facial ubicado tras el cuadro de instrumentos. Pero vayamos un poco más allá.
Si los primeros sistemas que están en desarrollo por parte de los fabricantes se limitan a cambiar una serie de parámetros que hayamos configurado previamente en el coche, otros están trabajando en una tecnología un poco más sofisticada. ¿Y si no solo modificara el coche para dejarlo a nuestro gusto sino que también aprendiera sobre nuestro comportamiento al volante?
Este tipo de sistemas suponen el primer paso para la llegada de la conducción autónoma.
La solución radica en el aprendizaje activo. Imagina acercarte al coche y que ya esté a tu temperatura preferida, sin avisar a coche, que haya comprobado tu agenda y te informe de reuniones, de avisos… o que sea capaz de, basándose en la información de tu calendario, programar el navegador.
Y no solo nos quedamos aquí, sino que el aprendizaje activo supondrá que el coche del futuro pueda aprender de nuestros gustos y manías al volante, con variables que pueden ir desde la distancia de seguridad que solemos guardar incluso el carril por el que solemos circular. Estas operaciones, y muchas más, las podría realizar el coche cuando nosotros le digamos, es decir, cuando activemos el control de velocidad.
noticias 6877551667741659104
Página Principal item

Suscribete por correo

Popular Posts